Projet Accompagnement Solidarité Colombie

CHOCO: Verdad sobre invasion paramilitar del Rio Atrato

10 July 2007

Las organizaciones étnico-territoriales, sociales, de desplazados y familiares de víctimas de la región del Atrato, en conjunto con la Diócesis de Quibdó, nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional para manifestar nuestra indignación por las declaraciones que el paramilitar Fredy Rendón, alias “El Alemán”, comandante del bloque “Elmer Cárdenas”, dio en su primera audiencia pública del 5 y 6 de junio en la ciudad de Medellín.

Los crímenes de los paramilitares en el Medio y Bajo Atrato fueron cometidos bajo el mando de Fredy Rendón

No podemos aceptar que Fredy Rendón niegue cualquier responsabilidad en las atrocidades horribles que cometieron los paramilitares en nuestras comunidades del Medio y Bajo Atrato a partir del año 1996. Las innumerables masacres, asesinatos, desapariciones, torturas, violaciones de mujeres y niñas (muchas veces en presencia de sus maridos y familiares), los incontables desplazamientos masivos y gota a gota, que desintegraron el tejido social de centenares de comunidades y miles de familias, todos estos crímenes se cometieron bajo la responsabilidad directa de Fredy Rendón, alias “El Alemán”, quien estaba permanentemente al mando de los paramilitares desde el inicio.

Él iba y venía y los mandos medios lo llamaban constantemente a donde él estuviera, para informar y recibir órdenes de matar a nuestros seres queridos con motosierra o machetes, degollarlos, picarlos y meterlos en un saco y tirarlos al agua convirtiendo el río Atrato y sus afluentes en cementerios durante ya diez años, por no permitir enterrar a los muertos violando así aún más nuestros sentimientos y nuestra cultura.

En la masacre de Bojayá alias “El Alemán” tuvo parte de la culpa

También durante la trágica masacre del 2 de mayo de 2002 en Bellavista/Bojayá los paramilitares estaban bajo el mando de Fredy Rendón. Es el colmo del descaro que él intente ahora echarle la culpa de tantas muertes de civiles al P. Antún Ramos, entonces párroco de Bellavista, por no haber obedecido una supuesta orden de llevar a la población civil al cementerio. El Padre Antún no hizo otra cosa que abrir las puertas de la iglesia como lugar sagrado que en todo el mundo es respetado, para que la población civil pueda buscar refugio en medio de una guerra. Alias “El Alemán” reconoce que estaba dando órdenes aquel día. Debería haber dado la orden a sus paramilitares de retirarse a cualquier lugar donde no hubiera población civil. Pero, al contrario, los paramilitares durante día y medio utilizaron a la población civil, refugiada en la iglesia de Bellavista, como escudos humanos y así provocaron el crimen de guerra cometido por las Farc, cuando tiraron una bomba en dirección de los paramilitares que cayó en medio de la iglesia y acabó con la vida de casi un centenar de personas inocentes, en su gran mayoría niños y mujeres. El comandante paramilitar Fredy Rendón no puede negar su corresponsabilidad en ese crimen.

En el Atrato no hubo nunca “Autodefensas Campesinas”

Además, queremos aprovechar la oportunidad de este comunicado para rechazar públicamente el término “Autodefensas Campesinas”. Los campesinos de la región del Atrato nunca hemos llamado a ningún grupo armado para que nos defendiera. Ya desde los años 80 habíamos empezado a organizarnos pacíficamente con el fin de defender nuestros derechos étnico-territoriales. No desconocemos que en nuestros territorios ya en esa época había presencia de grupos de guerrilla. Ellos tampoco habían sido invitados por nosotros y, más bien, nos han causado mucho daño y nos han asesinado a muchos familiares. Cuando llegaron los paramilitares con el pretexto de combatir a la guerrilla, lo que hicieron fue convertir a la población civil en blanco de su poderío militar. No conocemos casos de que ellos hubieran buscado el enfrentamiento con la guerrilla, solo aterrorizaban a los civiles que no tenemos armas. Cerraron el río Atrato, nos bloquearon e impidieron nuestra libre movilización. Su manera de actuar no tenía nada que ver con una autodefensa campesina. Nos invadieron con el fin de defender intereses ajenos a los nuestros, los intereses de ellos mismos y los de sus financiadores. Eran paramilitares, porque actuaban siempre en complicidad con la Fuerza Pública.

Nuestras Exigencias:

- A los paramilitares

Que efectivamente digan la verdad, la cual no tiene medida, es toda y no a medias. Pues recuerden que si no la dicen no obtendrán los llamados beneficios de la ley que los rige en este momento. Por lo tanto el señor Fredy Rendón, alias "El Alemán" debe retractarse de todas las mentiras que dijo en la pasada audiencia.

- Al Estado Colombiano

Que haga respetar el dolor de las víctimas, de quienes perdimos parientes, de quienes hemos sufrido atropellos físicos, para que la memoria de los mismos muertos no sea profanada con las estigmatizaciones que hacen de nosotros los victimarios para justificar su barbarie y aparecer ahora como "héroes de guerra".

Que los organismos de control ejerzan su función de vigilancia del cumplimiento de la aplicación de la normatividad colombiana para que efectivamente se esclarezca la verdad y se aplique justicia y reparación.

A la Comisión Nacional de Reparación se le pide que programe una sesión en la ciudad de Quibdó para que reciba de forma directa los testimonios de las víctimas, quienes no hemos sido escuchadas, para que empiecen los procesos de aplicación de justicia y reparación individual colectiva.

Quibdó, 7 de julio del 2007

Asociación de Desplazados 2 de mayo, ADOM

Asociación de Desplazados Afrodescendientes del Chocó, ADACHO

Comité de Desplazados de Gestión y Veeduría Departamental, CODEGEVE

Asociación de Cabildos Indígenas Embera, Wounaan, Katío, Chamí y Tule del Departamento del Chocó, OREWA

Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato – COCOMACIA

Ruta Pacifica Chocó

Familiares de Víctimas de Quibdó

Diócesis de Quibdó

Author: 
PASC

Source: 

Theme: 

Region: