Projet Accompagnement Solidarité Colombie

DESPUÉS DEL NO EN EL PLEBISCITO, SEGUIREMOS CONSTRUYENDO LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL

5 Octubre 2016

Hoy 2 de octubre, la tarde nos sorprendió con la no refrendación de los acuerdos pactados entre la insurgencia de las FARC-EP y el Gobierno Nacional, después de una campaña por el Sí adelantada por el grueso del movimiento social colombiano nacional e internacional.

Una situación que no esperaba el movimiento popular, pero que evidenció que la ultraderecha no está dispuesta a ceder nada, no está dispuesta a dejar las armas que le han permitido mantenerse en el poder. Este contexto se convierte en un nuevo desafío político y organizativo para el movimiento social, quien debe mantener la claridad en la continuidad de la salida negociada al conflicto armado a partir de los acuerdos con las FARC-EP y el desarrollo de la fase pública de negociación con la insurgencia del ELN,  así como en la profundización de las luchas por las que históricamente se ha movilizado, organizado y construido propuestas políticas para el país.

Hoy con la dignidad intacta, porque no sentimos este momento como una derrota, sino como la comprobación de la existencia de la lucha de clases, planteamos estos puntos que consideramos fundamentales para seguir andando y construyendo: 1) Trabajar por una salida negociada al conflicto político, social y armado. 2) Es preciso exigir una amplia Participación decisoria y vinculante de la sociedad en la construcción de paz, 3) Debemos avanzar en la construcción de una agenda popular y democrática, 4) Tenemos que exigir y luchar por la negociación del modelo económico, político y la doctrina militar, 5) Como Congreso de los Pueblos debemos seguir el camino de la construcción de un movimiento político.

Nuestra propuesta de Mesa Social para la Paz y Gran Diálogo Nacional sigue avanzando, como aporte concreto en la búsqueda de la participación activa de la sociedad en la construcción de paz, sabiendo que solo a través de la movilización y la organización popular podemos continuar construyendo la agenda social por una paz transformadora.

Reconocemos que el triunfo del No, en el Plebiscito, es parte de la ofensiva imperialista sobre nuestros pueblos, como lo sucedido este mismo día en las elecciones Municipales en Brasil, la arremetida mediática, política y económica contra la República Bolivariana de Venezuela, el recrudecimiento neoliberal en Argentina, la violencia sistemática contra los movimientos en Meso América, entre muchas otras situaciones que hoy caracterizan el momento como una retoma de posiciones del imperialismo en Nuestra América. Un desenfrenado avance por la usurpación de los bienes comunes, y la imposición de la muerte como mecanismo de coacción de las mayorías populares. Ante esta larga noche, tenemos mucho que reivindicar.

Celebramos la gran cantidad de colombianos y colombianas que pese a la ofensiva comunicacional y de terror en Colombia, nos atrevimos a decirle Sí a la Paz, un Sí que no se conforma con una firma, sino que asume ir por más: por una paz con justicia social, por vida digna, equidad, por una participación protagónica y decisoria en la construcción de país.

Queremos reconocer profundamente el papel de la diáspora, de los colombianos y colombianas que por causas del conflicto integral en nuestra Patria, han tenido que migrar, y desde cada uno de los rincones de la tierra, se han convertido en actores y actoras protagónicas en la construcción de la paz en Colombia y en cada uno de los territorios en donde habitamos. En esto, cada  Congresista popular en diferentes partes del mundo, es un importante referente en la construcción de Poder Popular.

Reconocemos también la solidaridad, el compromiso activo de los diversos movimientos del mundo que han hecho de la lucha por la Paz de Colombia su propia lucha y su propia construcción. Nosotras y nosotros como parte del movimiento popular del Mundo y de Nuestra América, entendemos que la Paz debe ser una construcción gran nacional o nunca podrá ser verdadera, por eso con fuerza hoy decimos que nuestra lucha continúa.

Seguimos y seguiremos forjando la paz desde la lucha popular, por la transformación de la sociedad. ¡Siempre adelante!

Comisión Internacional
Congreso de los Pueblos

 

Autor: 
Congreso de los Pueblos