Projet Accompagnement Solidarité Colombie

I 73 - PLAN DE ATENTADO PARAMILITAR contra ENRIQUE PETRO, acompañantes nacionales e internacionales

16 Agosto 2006

Un atentado contra ENRIQUE PETRO, habitantes de las Zonas Humanitarias del Curvaradó, acompañantes nacionales de la iglesia católica y presbiteriana, de nuestra Comisión de Justicia y Paz; acompañantes internacionales de Estados Unidos y de España, y de las organizaciones del PASC de Canadá y de PBI, estaría por ejecutarse cuando se expida la orden del mando paramilitar de las estructuras armadas que operan en la región del Bajo Atrato y parte del eje bananero.

El contenido de la versión de la amenaza coincide con un reciente Informe de Riesgo Alto conocido por el programa La Noche” ,en el que se explican los mecanismos de operación novedosos que realizan las estructuras paramilitares en medio de la desmovilización y su articulación con los agronegocios que se realizan en al Curvaradó, el Cacarica y Domingodó, en donde habitan afrocolombianos y mestizos, y en donde existe una significativa presencia militar de la Brigada 17 y de unidades policiales de Urabá.

Las amenazas recientes evidencian el proceso de reingeniería paramilitar que posibilita la creación de nuevas estructuras armadas, la consolidación de su presencia militar articulada a proyectos políticos y económicos de agronegocios, realizados y proyectados sobre la base de la impunidad en desplazamientos forzados, crímenes de lesa humanidad, destrucción de la biodiversidad y de los territorios de afrocolombianos e indígenas, y financiación estatal a través de FINAGRO.

Se constata que las iniciativas de la población en afirmación de los derechos a la vida como las Zona Humanitaria y las Zonas de Biodiversidad - áreas de recuperación de los ecosistemas y de siembras para el consumo familiar arrasados por la siembra de palma en el Curvaradó y de baby en el Cacarica - son adversas a las propuestas económicas que proyectan las estructuras paramilitares antes y después de su desmovilización sobre la base de la ilegalidad y la impunidad y la destrucción ambiental.

SOLICITUDES

1. A las organizaciones de los Estados Unidos, iglesias cristianas y grupos de solidaridad dirigir comunicaciones a los Senadores y Representantes de la Cámara y el Senado para que soliciten al Gobierno Colombiano:

a. Adoptar las medidas contempladas en el marco de las Medidas Provisionales de la Corte Interamericana a fin de GARANTIZAR la vida de don ENRIQUE PETRO y de todos los habitantes de la Zona Humanitaria del Curvaradó, así como la presencia de organismos humanitarios internacionales, de derechos humanos y de la iglesia presbiteriana y católica colombiana en la ZONA HUMANITARIA DEL CURVARADÓ, las 3 DEL JIGUAMIANDÓ, LAS DOS DEL CACARICA y las 6 ZONAS DE BIODIVERSIDAD en el Curvaradó en las comunidades de Cetino, familia Rentaría; Las Camelias, “finca la Cristalina”; Caño Claro “finca Riosucio” y “finca la Rosa de Ella”; el Guamo, “finca Andalucía” y Caracolí, finca “caracoles” ; y las 3 del Cacarica ubicada en las comunidades de San Higinio y la comunidad del Limón.

b Condicionar la entrega de recursos del pueblo de los Estados Unidos en la región del Urabá y del Bajo Atrato hasta tanto no se constate la actuación TRANSPARENTE de la Fuerza Pública, el ROMPIMIENTO de todos sus nexos con estrategias de tipo paramilitar, se asegure la DEVOLUCIÓN de las propiedades a las víctimas del desplazamiento y de crímenes de lesa humanidad y se propicie las condiciones de RECUPERACIÓN AMBIENTAL de los territorios indígenas y afrocolombianos.

C. Garantizar el derecho a la presencia de observadores y acompañantes como lo comprenden los principios rectores del desplazamiento forzado en las zonas humanitarias y las zonas de biodiversidad y se establezca presencia institucional de organismos de control del Estado en la región.

d. Exigir el respeto debido a la presencia de ciudadanos creyentes de los Estados Unidos, de Canadá y de Europa que acompañan a las comunidades afrocolombianas y mestizas del Curvaradó en su propuesta HUMANITARIA y de RECUPERACIÓN y PRESERVACIÓN del MEDIO AMBIENTE y la BIODIVERSIDAD.

e. Acatar la Directiva 08 del Procurador General de la Nación y la Resolución Defensorial respecto a los Derechos Humanos y el Respeto a los Derechos Territoriales de los afrocolombianos y mestizos, y evitar la legalización de la ilegalidad a través del proceso de desmovilización de las estructuras paramilitares.

Adjunto hechos en detalle

Bogotá, D.C, 17 de agosto de 2006

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

HECHOS EN DETALLE

* Miércoles 2 de Agosto hacia las 9:30 a.m. ingresaron 9 militares a la Zona Humanitaria Nueva Esperanza en Dios en el Cacarica, violaron la malla y se dirigieron a un grupo de personas expresando “estamos aquí porque la gente de El Limón nos dijo que ustedes no gustan del ejército y eso nos hace pensar que ustedes esconden algo y queremos saber qué es”. Después se retiraron.

* Jueves 3 de agosto en horas de la mañana el letrero de la organización de religiosos de la iglesia católica de los Estados Unidos, 8vo día por la Justicia, en las que se lee: “Zonas Humanitarias en territorios Colectivos Ancestrales apoyada internacionalmente hermanando a las Zonas Humanitarias de Curvaradó en Solidaridad, Paz y Justicia. Sisters of Charity BVM, Dubuque, Iowa USA”, ubicado en la Zona de Biodiversidad de Cetino, propiedad de la familia Rentaría, fue arrancado, roto y arrojado al suelo, en un lugar controlado permanentemente por efectivos de la Brigada XVII.

* Lunes 15 de agosto, aproximadamente a las 8:30 a.m. habitantes de la Zona Humanitaria del Curvaradó, visibilizaron sus propiedades llamadas “Mis pesares” y “Esperanza”, la comunidad de Caño Claro, acompañados por ciudadanos del Estado Español, los Estados Unidos y de nuestra Comisión de Justicia y Paz. Una vez colocados los letreros en los que se leía: “Zona de Biodiversidad. Territorio Colectivo del Curvaradó”, estos fueron arrancados por la fuerza por un hombre conocido como JULIO CAUSIL, quien desde el desplazamiento forzado del 2000 participa como comisionista de las empresas palmicultoras en las compras fraudulentas de tierras apoyados por “civiles” armados de la estrategia paramilitar en la presión a afrodescendientes y mestizos que habitan en esta cuenca del bajo Atrato.

JULIO CAUSIL intimidó a los campesinos en medio de los acompañantes nacionales e internacionales diciendo: “pueden colocar todas las pancartas, que yo los arranco y las lanzo al río… yo si he nacido en Colombia, yo soy originario de aquí, prefiero quedarme sin cabeza que perder esa tierra que compramos”

* Martes 16 de agosto, aproximadamente a las 11:00 a.m pobladores de la Zona Humanitaria del Curvaradó que se encontraban en el casco urbano de Belén de Bajirá, fueron abordados por un “civil” de la estrategia paramilitar, quien informó que las estructuras armadas estaban preparando un atentado contra el campesino ENRIQUE PETRO, habitante del Territorio Colectivo, contra los habitantes de la Zona Humanitaria y los acompañantes internacionales “apenas den papaya”, “solamente están esperando la orden y el momento que diga el superior para actuar”.

Hacia las 11:30 p.m. el programa de opinión “La Noche” de RCN televisión, dedicó el espacio a la “desmovilización” del último grupo del Bloque Elmer Cárdenas de las estructuras de tipo paramilitar que operan en el bajo Atrato chocoano en el que se hace alusión a los mecanismos usados de terror y de control para agronegocios que se imponen sobre afrocolombianos y mestizos y la impunidad en los crímenes de lesa humanidad para el despojo de tierras.

El programa televisivo reveló la existencia de 3 informes de riesgo, de conocimiento del Ministerio del Interior y el Ministerio de Defensa, según los cuales, en medio de la desmovilización nominal esta estructura militar encubierta del BEC está consolidando su presencia, bajo nuevas denominaciones, en las cuencas del Curvaradó, Cacarica, Truandó, Domingodó y Opogadó. En algunos apartes, el programa señala:

“Así mismo el documento presagia que el Proyecto de Alternatividad Social, Paso, impulsado por los desmovilizados del Elmer Cárdenas mantendrá bajo amenaza a los pobladores para que guarden lealtad hacia las autodefensas ...

“…se implementen mecanismos de coerción contra contradictores y organizaciones comunitarias autónomas y retaliaciones contra supuestos simpatizantes de las FARC. Por todo lo anterior es probable que ocurran violaciones a los derechos fundamentales e infracciones al derecho internacional humanitario contra los pueblos indígenas y comunidades afro descendientes… Consistentes en amenazas, intimidaciones, homicidios selectivos, desapariciones y desplazamientos forzados.

Según el programa televisivo, “Este informe fechado solo hace cuatro meses vuelve a alertar sobre el deseo de algunos miembros del bloque Elmer Cárdenas de quedarse operando militarmente bajo una nueva fachada.

“… Se vislumbra el surgimiento de un nuevo grupo armado ilegal con la finalidad de impedir el acceso de la insurgencia a las zonas que fueron del bloque Elmer Cárdenas”.

“Igualmente la aparición de intereses particulares encargados de establecer un nuevo orden social que produzca la ejecución de proyectos productivos de acumulación contrarios a las economías de reproducción de las comunidades raizales asentadas en la región.

“En pocas palabras el informe señala que la intención de las autodefensas es consolidar su poder económico en la zona a través de proyectos agrícolas como el del cultivo extensivo de la palma aceitera”.

El programa “La Noche” retoma luego el mas reciente de los tres informes de riesgo del 28 de julio de 2006 con el ante título Nivel Riesgo, Alto:

“Ese documento analiza las posibles consecuencias producto de la desmovilización del bloque Elmer Cárdenas de las autodefensas en territorio de sus dominios.

“Territorialmente la concentración de desmovilizados en Necoclí y Turbo les posibilitará controlar el norte de Urabá y el acceso a Córdoba, igualmente la agrupación de hombres en Turbo les permitirá ejercer el dominio sobre la carretera panamericana, el tapón del Darién y los municipios de Ungía y Acandí, así mismo la permanencia de sus tropas en las cuencas de los ríos Truandó, Salaquí, Cacarica y Domingodó completará el anillo de contención.

El programa concluye la revelación de estos documentos: “Conocidos esos informes queda ver si el gobierno habrá tomado atenta nota a estas claras advertencias de la continuidad de la guerra a lo largo y ancho del territorio chocoano”.

LINEAS DE INTERPRETACION

Las amenazas contra el campesino ENRIQUE PETRO, los habitantes de las Zonas Humanitarias y los acompañantes nacionales e internacionales, están antecedidas por la advertencia de militares de la Brigada 17 proferidas en Diciembre del año pasado luego de ingresar arbitrariamente a la Zona humanitaria de Pueblo Nuevo; a las advertencias por agentes estatales de esta misma Brigada proferidas el pasado 14 de mayo, según las cuales, cuando se vayan los acompañantes se va a presentar asesinatos colectivos contra los que han regresado a habitar el Territorio.

Estas mismas advertencias se suman al señalamiento realizado por el empresario JAIME SIERRA de Palmas del Curvaradó, contra miembros de las comunidades, acompañantes estadounidense y españolas, y de nuestra Comisión de Justicia y Paz el 19 de julio de 2006.

Y a la reunión pública en el parque central de Belén de Bajirá, el 22 de junio, luego de la visita del Relator del Secretario General de la ONU WALTER KALIN, a la Zona Humanitaria del Curvaradó, en la que la que el miembro de las “Convivir” ALBERTO OSORIO manifestó a los trabajadores de la palma, que si no hacían nada contra los “gringos”, refiriéndose a los acompañantes, lo que vendría es mas guerra.

Las amenazas recientes evidencian el proceso de reingeniería paramilitar que posibilita la creación de nuevas estructuras armadas, la consolidación de su presencia militar articulada a proyectos políticos y económicos de agronegocios; realizados y proyectados sobre la base de la impunidad en desplazamientos forzados, crímenes de lesa humanidad, destrucción de la biodiversidad y los territorios de afrocolombianos e indígenas, y financiación estatal a través de FINAGRO.

Se constata que las iniciativas de la población en afirmación de los derechos a la vida como las Zona Humanitaria y las Zonas de Biodiversidad -áreas de recuperación de los ecosistemas y de siembras para el consumo familiar arrasados por la siembra de palma en el Curvaradó y de baby en el Cacarica : son adversas a las propuestas económicas que proyectan las estructuras paramilitares antes y después de su desmovilización sobre la base de la ilegalidad y la impunidad y la destrucción ambiental EN EL CACARICA en el sitio conocido como La Balsa, en el CURVARADÓ y el DOMINGODÓ por Mamey Dipurdú, Territorios en que coincidentemente las Fuerza Pública se moviliza sin que se actúe eficazmente frente a este factor de riesgo, por ellos reconocido.
Urgimos a todas y todos evitar el crimen anunciado de ENRIQUE PETRO, de los habitantes de las Zona Humanitarias y de los acompañantes nacionales e internacionales, ustedes tienen la posibilidad de ayudarnos evitarlo, ante un Estado erosionado y corroído por la criminalidad que simula la paz.

Bogotá, D.C, 17 de agosto de 2006

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

 

Fuente: 

Region: