Projet Accompagnement Solidarité Colombie

I 54 - INTIMIDACIONES, SEÑALAMIENTOS, ABUSOS DE AUTORIDAD de militares de la Brigada 17 contra pobladores de las Zonas Humanitarias del Cacarica

19 Septiembre 2006

Presiones, intimidaciones, falsas acusaciones, señalamientos, abusos de autoridad son parte de las actuaciones de efectivos militares de la Brigada 17 contra los habitantes de las Zonas Humanitarias, que forman parte de las familias asociadas en Comunidades Autodeterminación, Vida, Dignidad, CAVIDA.

El desarrollo de la política de seguridad es selectiva y focalizada en el Cacarica contra los afrocolombianos que desarrollan iniciativas de afirmación integral de sus derechos a la Vida y al Territorio, a la Verdad y a la Justicia. Entre tanto, las estructuras desmovilizadas de la estrategia paramilitar continúan desarrollando el agronegocio de plátano y banano de exportación a través de la empresa Multifruit en convenio con la empresa Del Monte de los Estados Unidos, en tierras apropiadas ilegalmente a los afrocolombianos y que ha sido bases militares de las estructuras paramilitares en donde se encuentran restos de algunos de los desaparecidos desde 1.996.

Las actuaciones permanentes de las unidades militares de la Brigada 17 son desproporcionadas, desconocen el Derecho Internacional y las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Adjunto
HECHOS EN DETALLE Y LINEAS DE INTERPRETACION

Bogotá, D.C. Septiembre 19 de 2006
COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ

HECHOS EN DETALLE

¨ Martes 19 de septiembre a las 4 00 p.m. nuestra Comisión de Justicia y Paz confirmó que la empresa MULTIFRUIT continúa extendiendo la siembra de banano tipo primitivo para la exportación con la empresa Del Monte de los Estados Unidos, en tierras controladas por los grupos paramilitares, que ahora se encuentran en fase de desmovilización. El proyecto esta planteado en una primera fase a 20 mil hectáreas de las 103.024 hectáreas que les titularon a los afrocolombianos del Cacarica en 1.999. Las tierras que hoy son parte de este agronegocio fueron deforestadas por la empresa Maderas del Darién filial de Pizano S.A

* Domingo 21 de mayo hacia las 3:00 p.m. 7 militares adscritos al batallón Voltígeros de la Brigada 17 ingresaron por la parte posterior de la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios” irrumpiendo ilegalmente en el espacio humanitario.

* Miércoles 24 de mayo hacia las 11:05 a.m. 5 militares ingresaron ilegalmente a la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios”, al ser abordados por los miembros de los Consejos Comunitarios asociados en CAVIDA, quiénes les exigieron respetar el lugar y retirarse los uniformados les intimidaron afirmando: “ustedes tienen sus machetes, nosotros tenemos las armas”

* Domingo 28 de mayo cerca de las 10:00 a.m. militares adscritos al Batallón Voltígeros de la Brigada 17 requisaron a tres jóvenes de la Zona Humanitaria “Nueva Vida” en el punto conocido como La Tapa sobre el río Perancho. En la requisa, les hicieron quitar los pantalones y les recriminaron por estar escuchando música en la propiedad privada de CAVIDA el día de las elecciones, lo que según los efectivos militares es una actitud irrespetuosa.

* Miércoles 2 de agosto aproximadamente hacia las 9:30 a.m. ingresaron sin autorización a la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios”, luego de desestimar la exigencia que un afrocolombiano de CAVIDA de respetar la propiedad privada, perfectamente visibilizada del lugar humanitario, cerca de 10 militares ingresaron rápidamente con sus fusiles apuntando a los afrocolombianos que allí se encontraban, entre ellos varios menores de edad y mujeres que empezaron a llorar y a correr al observar la intimidación y ocupación militar.

En reacción 35 miembros de CAVIDA se enfrentaron al ejército exigiendo bajar los fusiles y retirarse inmediatamente del lugar humanitario.

Uno de los efectivos de la Brigada 17 expresó: “nosotros hemos recibido información que aquí hay guerrilleros, que no gustaban de nosotros, por eso venimos a ver que es lo que pasa aquí” (…) “Ustedes por que salen todos, las personas por qué se asustan”.

Los militares agregaron que ellos iban a continuar ingresando a la Zona Humanitaria para saber en que consisten estos espacios. Los afrocolombianos les reiteraron que no tenían nada que explicar sobre las Zonas Humanitarias, toda la información está en manos del Gobierno Nacional.

Ante la insistencia los militares se retiraron de la Zona Humanitaria.

* Lunes 28 de agosto hacia las 7:20 a.m. violando la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios” ingresaron tres hombres vestido de civil, al ser abordados por la comunidad y acompañantes internacionales, estos se identificaron como parte de un grupo de aserradores, pero fueron claramente identificados como efectivos activos de la Brigada 17 que permanecen en Bocas de El Limón.

Cuando fueron descubiertos por la comunidad los militares manifestaron que: “en este momento nosotros no somos militares por que estamos de civil”. Después de 15 minutos los integrantes de CAVIDA lograron hacerlos salir de la Zona Humanitaria.

* Martes 29 de agosto un grupo de 50 efectivos de la Brigada 17 ingresaron a la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios” cuando los miembros de la comunidad CAVIDA les exigió salir del lugar humanitario estos expresaron: “Si fuéramos guerrilleros no les dirían nada”.

* Domingo 3 de septiembre, 5:40 a.m. dos militares de la Brigada 17 fueron descubiertos en la caseta comunitaria de la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios”, al exigírseles retirarse del lugar se retiraron hacia el campamento militar que permanece en Bocas de El Limón.

Ese mismo día, hacia las 11:00 a.m en el punto conocido como La Tapa, sobre el río Perancho, el cabo de apellido TABORA, del batallón Voltígeros de la Brigada 17 abordó al integrante de nuestra Comisión de Justicia y Paz averiguando por su papel en la Zona Humanitaria y la identidad de los internacionales.

* Miércoles 6 de septiembre hacia las 8:40 a.m. miembros de las familias de los Consejos Comunitario asociados en Cavida, acompañados de Peace Brigadas Internacional y de nuestra Comisión de Justicia y Paz, se dirigieron a la torre instalada por los afrocolombianos desde 2000 en el caserío Bocas de El Limón, con el fin de desarmarla y trasladarla hasta el lugar de la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios”.

Al intentar iniciar el desarme de la antena un grupo de efectivos militares lo impidió. El teniente GIOVANNI RINCON se dirigió expresamente al miembro de nuestra Comisión de Justicia y Paz ELKIN SARRIA exigiéndole los documentos de identidad, desconociendo que la Antena es propiedad de CAVIDA, fue construida con apoyo de la solidaridad internacional de las iglesias alemanas

Un sargento de apellido PARDO se dirigió al defensor de Derechos Humanos acusándolo de generar “enemistad entre la comunidad y el ejército, por que bajan la torre justo cuando ellos han montado una antena. Ustedes son los que dan las órdenes, toman las decisiones, nosotros los militares respetamos la gente, pero ustedes están violando la ley”.

Dirigiéndose de nuevo al acompañante de Justicia y Paz, uno de los efectivos militares expresó: “usted es el que tiene la culpa de todo, por que usted es el que reparte a los internacionales para actuar”.

En la torre metálica de 20 metros de la emisora comunitaria de CAVIDA se constató que los regulares del Batallón Voltígeros instalaron una antena en el lugar, según ellos, con fines militares.

Mientras el oficial hablaba, otros uniformados intentaban ocultarse tomando fotografías.

Los acompañantes manifestaron nuevamente que la recuperación de la antena no era una actuación ilegal sino en Derecho, porque la misma es propiedad de las familias de los Consejos Comunitarios asociados en CAVIDA

Agregaron los acompañantes que no conocen las razones por las cuales se están presentando actuaciones reiteradas y permanentes de efectivos militares intimidando a los habitantes o de civil en “labores” supuestas de inteligencia en el interior de la Zona Humanitaria “Nueva Esperanza en Dios”, respecto a lo cual uno de los militares expresó: “a mi me dijeron que entrara a la Zona Humanitaria y voy a entrar todos los días. Los civiles que entraron estaban desempeñando funciones de inteligencia, y las vamos a seguir haciendo”.

En el momento en que lograron retirar la torre un efectivo de la Brigada 17 acusó sin fundamento al afrodescendiente asociado en CAVIDA, HENRY ANGULO, de haber amenazado a la gente para que lo acompañaran a desmontar la torre de la emisora.

LINEAS DE INTERPRETACION

Las actuaciones CONTRA DERECHO de las fuerzas militares continúan siendo la constante. La política de seguridad continúa concibiendo bajo el mismo espíritu de la Doctrina de la Seguridad Nacional a las organizaciones que afirman integralmente sus derechos, criminaliza, estigmatiza sus iniciativas.

Su concepción contrainsurgente de la población afrocolombiana pretende “justificar” injustificadamente las actuaciones desbordadas, los abusos bajo los cuales se pretende doblegar la voluntad, los principios de comunidades que se niegan al olvido, a la mercantilización del Territorio Colectivo.

Las argumentaciones de los militares son contra Derecho, sus omisiones posibilitan la ampliación de la siembra ilegal de primitivo, banano de exportación, gracias a la unidad de acción, tolerancia, complicidad y omisión con el desarrollo de la estrategia paramilitar, que hoy desdobla las técnicas de apropiación de la propiedad colectiva en negocios del mercado internacional.

COMISION INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ